La visión del hombre como un  reflejo del macro cosmos, permite relacionar el universo en el cuerpo humano.
Así cada planeta y signo zodiacal del sistema solar está relacionado con una parte del cuerpo humano, de las emociones y de la psique, esto ha sido una de las primeras aplicaciones de la astrología documentadas por la historia.

El mapa de ruta por la tierra o carta natal también está plasmado en el cuerpo, cada célula, órgano, sentido, miembros, responden a una configuración energética, que lleva una información evolutiva. Cuando este mapa natal presenta desequilibrio en una zona o energía, el cuerpo responde de la misma manera, llegando a desajustes de salud leves, graves o críticos. Lo importante de este entendimiento es observar y descubrir el mensaje correspondiente, y descodificar la llamada enfermedad. El estudio se basa en la carta natal con enfoque de salud Identificando las causas que lo originan, construyendo un biorritmo con las fechas históricas donde se produce el desequilibrio, los patrones familiares y emocionales del mapa para obtener un enfoque holístico y evolutivo de la situación.
En mi experiencia en esta área, he podido notar que la dinámica o comportamiento de la zona enferma es el mismo de la composición astral, textualmente copia el cuerpo el aspecto en tensión.